Solicita una demo

Como alguien que publica un texto con fines comerciales, los publicistas y profesionales del marketing se enfrentan con la dura tarea de generar contenido que los lectores quieran consumir.

El dilema está cuando en medio de las publicaciones (desde una newsletter hasta un artículo en blog) tienes la obligación de fabricar una newsletter patrocinada, con contenidos implícitos de una marca; ¿Cómo lograr que lo que escribes luzca natural sin que el texto se vea realmente “vendido” y fuera de tono? ¿Cómo crear esa sincronía entre la marca que patrocina el contenido y tu propia redacción?

Desde Mittum te compartimos algunas tácticas para lograrlo:

 

Contenido adecuado para el lector adecuado

Te hemos reiterado lo importante que es segmentar tus bases de datos. Cuando tienes al lector adecuado según el tipo de contenido, a éste no le parecerá extraño leer contenido relacionado a las marcas que rodean su entorno (por ejemplo, a alguien que le gusten los videojuegos, no le importará ver contenido patrocinado por Nintendo).

 

Valora la transparencia

Asegurate de indicar dentro de tu newsletter -o blog, en su caso- lo que es y no es contenido patrocinado. Recuerda que cuando los lectores confían en ti y ejecutan alguna acción en este tipo de contenidos con plena información, el valor que arrojan es mucho más alto para la marca.

 

Mantén el enfoque

Asegurate de crear contenido que sea relevante para tus lectores. No se trata sólo de “venderte”, sino de empoderar a tu audiencia. Por ejemplo, en vez de crear una newsletter sobre tu producto o servicio -o el que esté patrocinado-, trata de crear artículos con un enfoque “ABC” o “123” sobre el tema en específico que rodee al producto o servicio; si por ejemplo, vendes podadoras, tus usuarios probablemente se preocupan sobre la aparencia de sus propiedades (podrías generar un ebook sobre ello).

 

Usa anécdotas

El segmentar te permite crear personalidades específicas de contenido para el tipo de audiencia en función. Si a tus suscriptores les ofreces un contenido despersonalizado, el resultado seguro será pobre; trata de personificar y poner cara y voz a las opiniones y contenidos que se utilicen dentro de tu marketing.

 

Sigue a tus seguidores

Al final, debes de asegurarte de entender cuándo y cómo tus lectores toman decisiones ante una marca. Piensa acerca de crear contenido de soporte que pueda llevar al lector a que realmente acceda a realizar alguna acción comercial sin que tus textos se vean empapados de un tono de “venta”.  

Por ejemplo, si tu lector es un corredor, ¿Sabes identificar si quiere comprarse unos zapatos deportivos sólo por moda o porque va a correr un 21K el DF? Si puedes identificar su patrón de compras, será más fácil mostrarle contenido patrocinado por algunas marcas – así será más fácil que lea tu newsletter sobre “Los 5 mejores shorts para correr esta temporada”.

 


Como lo puedes ver, casi todo se reduce al seguimiento y obtención de datos para que entonces, las marcas confíen en tus letras y tú puedas darle valor a ellas.

¡Suscríbete!

​Suscríbete a nuestra newsletter y mantente al día de todas las novedades relacionadas con eMail Marketing.

He leído y acepto la política de privacidad.

Prueba Mittum Gratis