Toda agencia de marketing que inicia su camino, esté donde esté, empieza por atender las necesidades más inmediatas de sus primeros clientes.

Los servicios de mailing, una buena forma de venderle a tus clientes

En esta dinámica, muchas veces los servicios de mailing son los primeros que les son solicitados. puesto que a pesar de que muchos de los clientes no entienden como funciona el marketing por correo electrónico, si que saben de su valor (sobre todo, y a fin de cuentas, por ser el correo un medio presente en prácticamente todos los rincones de nuestra existencia actual).

Sin embargo, no hay que ofrecer servicios de mailing “sólo porque sí”. Si no se comprende a la totalidad los alcances del servicio que se plantea ofrecer, y las limitaciones de las herramientas con las que vamos a ofrecer ese servicio, es mejor no hacerlo.

Por ejemplo, muchas nuevas agencias comienzan usando servicios como Mailchimp para ofrecer servicios de mailing a sus clientes. Si bien esta plataforma es bastante práctica y tiene una versión gratuita bastante amplia para quiénes vienen iniciando, hay una cuota de base de datos y envíos en las que el sistema empieza a cobrarte extra.

Si tú no contemplaste lo anterior dentro de los costos de operación a tus clientes, no sólo vas a tener que sacar dinero de tu bolsillo, sino que eventualmente te vas a ver poco profesional y sin experiencia.

Ojo, no es sólo enviar un correo

Asimismo, otro punto muy importante es saber contar con el personal adecuado para ofrecer un servicios de mailing integrales y a la altura de tus clientes.

Con esto nos referimos, a que no se trata sólo de “envíos y ya”: el mailing reúne a profesionales de distintas características – los copywriters (que pulen la escritura y hacen los encabezados llamativos) los técnicos informáticos y de código (que saben comprobar la funcionalidad de los enlaces, la integración de elementos complejos como SPF o DKIM), o los diseñadores (que se van a encargar de darle un header vistoso a tu campaña), entre otros tantos que se encuentran ‘tras bambalinas’ para que todo suceda de la mejor manera.

Por supuesto, el salir a la luz y empezar a cosechar una cartera de clientes es quizás de las mejores sensaciones que cualquier emprendedor puede idealizar, pero a pesar de que los servicios de mailing puedan ser un mecanismo sencillo para iniciar una relación laboral, sí se deben de considerar estos aspectos, al menos, para que todo vaya caminando poco a poco de la mejor manera.

 

¿Ésta es tu situación? ¿Que recomendaciones le puedes dar a otros que han pasado por lo mismo que tú? Comparte tu opinión.

 

Imagen: ShutterStock
Suscríbete a nuestra newsletter He leído y acepto la política de privacidad

¡Contacta con nosotros!




He leído y acepto la política de privacidad