En numerosas ocasiones hemos mencionado, en nuestros artículos de este blog, lo importante que es definir una buena línea de asunto en tus envíos de correo masivo. Porque, sin duda alguna, la línea del asunto es algo clave a la hora de que el usuario decida si abrir o no tu correo electrónico, ya que es -prácticamente en todas las ocasiones- el asunto que indiquemos lo que nos llamará la atención o, por el contrario, nos hará desechar el email sin más. Sin embargo, estamos casi seguros (y ojalá nos equivoquemos), por muchos consejos que te demos, que tú también acabas dejando la definición del mismo para lo último. ¿Sí o no?¿Eh? 😉

Por eso, y porque no queremos que la primera impresión que se lleve el usuario cuando lea esa línea de asunto (que, seguramente hayas escrito diez minutos antes de enviar el correo) sea negativa y perjudique a tu marca, en nuestro artículo de hoy queremos compartir contigo cinco grandes consejos clave que deberás marcarte como obligatorios cada vez que definas una línea de asunto.

Cinco consejos fáciles y sencillos, que no te costará en absoluto aplicar a tu asunto, y que seguramente te salven de una mala primera impresión por parte del usuario receptor de tu correo.

Las mejores prácticas a aplicar para definir una línea de asunto de email

Dada la gran cantidad de correos electrónicos enviados por las empresas de manera masiva, es necesario poder destacar frente a la competencia a un simple golpe de vista, ganando relevancia, frente a otros envíos, en las bandejas de entrada.

De esta manera, como queremos que tus envíos no pasen desparecidos, queremos compartir contigo algunos tips para crear potentes líneas de asunto para tus envíos.

  • La información más importante siempre al principio

No te contamos nada nuevo si te decimos que las personas leemos de izquierda a derecha y que, siempre, nuestra vista se irá en una primera instancia al inicio de las frases. Es por eso que, no lo dudes ni un segundo, comunica en primer lugar aquello que sea clave para ti, maximizando las oportunidades de captar la atención de los receptores.

Por ejemplo, si buscas comunicar un descuento o promoción, coloca al principio de la línea de asunto aquellas palabras clave que más la atención van a llamar al usuario. Aprovecha la única oportunidad que -seguramente- tengas, en ese primer vistazo rápido que el usuario echa a su bandeja de entrada, y ve a ganar: haz que la frase de tu línea de asunto sea directa y contenga la información clave al inicio, convirtiéndola en algo relevante que se haga notar en los receptores.

  • Sé breve. Más vale poco y de calidad que mucho y «malo»

Es importante, también, que al punto anterior le añadamos la consideración de que la frase que empleemos como asunto ha de ser breve. De esta manera, lograremos que el usuario lea rápidamente todo lo que queremos transmitir en el mensaje -a modo de resumen-, sin que en ningún momento se le corte nuestra frase por ser excesivamente larga y, así también evitarás no adaptarte al formato que considera el proveedor de servicio a la hora de mostrar sus emails.

Si bien es cierto, no existe un número definido de palabras, ni una referencia que podamos darte para que tengas en cuenta; pero, en cualquier caso, todos sabemos cuándo una frase es excesivamente larga como para ser el asunto de un mail (un asunto que, en cierta manera, es la esencia de nuestro envío)

  • Considera incluir emoticonos y súmate a las tendencias

A día de hoy, absolutamente todo lo que percibimos es fuente de inspiración para nuestra marca. Cuantas más referencias tengamos, mejor. Da igual que nos inspiremos en una película de cine, que en folleto publicitario de una marca de supermercados. Todo es referencia y todo es de interés.

Por ejemplo, estar informado de lo que sucede en otros sectores, áreas o sociedad en general, puede hacer que -de alguna manera- encontremos una inspiración brillante con un hilo conductor perfecto que nos hace transmitir al público una personalidad única, saliéndonos de los cánones establecidos para nuestro sector en particular. ¿No te parece? Y este es solamente un ejemplo, pero existen multitud de situaciones y tendencias actuales que nos pueden inspirar y servir como referencia.

Y: ¿por qué no? Imitar modas y tendencias. No tiene nada de malo.

  • Evita, a toda costa, las palabras prohibidas

Todos sabemos que, en el caso del Email Marketing y el correo electrónico en general, existe una regla básica que consiste en no emplear, en ningún momento, aquellas palabras prohibidas que pueden dañar nuestra reputación. Algunas como «gratis», «gana dinero» o «urgente» pueden ser claros ejemplos de esto.

Como consejo de expertos en Email Marketing, te recomendamos que, si lo que buscas con las campañas es impulsar tus resultados, evites por completo las palabras prohibidas, ya que los proveedores de correo tendrán esto en cuenta para valorarte negativamente.

Revisa bien qué palabras colocas, y busca desvincularlas total y absolutamente de todas aquellas que estén asociadas a SPAM.

  • Haz la línea del asunto todo lo personal posible

Este consejo es, nuevamente, un punto que hemos añadido a nuestros artículos en multitud de ocasiones. Y, sin duda alguna, es debido a su nivel de importancia.

En nuestros días, el usuario -en sus procesos de compra- ya no busca solamente comprar un producto, sino vincularse a una marca, comprar un servicio. Fidelizarse a la marca. No consumir por un producto en concreto, sino por una marca. Porque compartimos el estilo de vida de la marca, compartimos su tono, compartimos su filosofía… y somos parte de ella.

Y, si nosotros -como usuarios- queremos pertenecer a una marca y vincularnos a ella, obviamente está de más decir que también buscaremos una recompensa a ello por parte de la marca. Y, ¿qué menos que sentirnos especiales y cuidados por la misma?

Personalizar los envíos de correo electrónico es esencial a la hora de hacer sentir al usuario parte de tu marca. Usa su nombre en tu envío, o alguno de sus interés, incluso su localización geográfica… aunque parezca algo sin importancia, son pequeños detalles que llaman la atención del usuario y que, sin duda, le gustan.

Además, algunos estudios demuestran que, personalizando la línea de asunto, las tasas de apertura de los emails aumentan considerablemente.

Suscríbete a nuestra newsletter He leído y acepto la política de privacidad

¡Contacta con nosotros!




He leído y acepto la política de privacidad

¿Qué empresa trata sus datos? MITTUM Marketing Relacional S.L.
¿Por qué tratamos los datos que le pedimos? Tratamos sus datos para poder prestarle nuestros servicios y enviarle información sobre nuestros productos y servicios.
¿Cuál es la legitimación para este tratamiento de sus datos? Estos datos son necesarios para llevar a cabo la prestación de los servicios que haya solicitado a través del Sitio Web.
¿Se van a hacer cesiones o transferencias con sus datos? No, sus datos no serán objeto de cesiones a terceras empresas.
¿Se utilizarán sus datos para hacer perfilados o segmentaciones? MITTUM Marketing Relacional S.L. podrá utilizar técnicas de profiling para poder ofrecerle publicidad acorde con sus intereses.
¿Tiene dudas? Tanto si tiene alguna, o sugerencia, como si quiere darse de baja póngase en contacto con nosotros enviando un email a la siguiente dirección: hola@mvtechs.net