Como ya te hemos comentado en más de una ocasión, podemos definir el cold emailing como el envío de correos electrónicos a usuarios o destinatarios que no te conocen. Correos que están personalizados y que no son necesariamente masivos pero que, como decíamos líneas arriba, se envían a personas que no conocen nuestra marca (o, al menos, no están suscritos a ella). En otras palabras, el cold emailing sería algo así como la versión digital de la puerta fría.

Bien, dicho esto, estamos seguros de que, en más de una ocasión, has realizado este tipo de envíos con el objetivo de ampliar tu comunidad de usuarios y dar a conocer tu marca, pero, has de saber que el cold emailing es una técnica delicada, que no siempre es bien recibida por parte de los usuarios receptores del email. Por tanto, como -a pesar de esto- es una técnica necesaria, hoy te venimos a dar una serie de consejos para que apliques en tus campañas de cold emailing, con el fin de que los resultados que generen este tipo de campañas, sobre tu marca, sean los más adecuados posible.

¿Cómo hacer cold emailing de manera adecuada?

Como decíamos, seguro que alguna vez has realizado un envío de este tipo de emails, ¿verdad? Y… ¿Has logrado obtener alguna respuesta por parte de algún usuario? Según un estudio realizado por la herramienta MailChimp, solamente un 2,43% del total de usuarios a los que se contacta con un cold email genera algún tipo de engagement. Con lo cual, no deberías preocuparte si los resultados que te ha reportado dicha campaña no han sido los que esperas… ¡no es tarea fácil obtener unos resultados altos a través del cold emailing!

No obstante, con el fin de que puedas asegurar que todo aquello que estás haciendo a través de tus envíos es lo adecuado, sigue estos 5 consejos que, como herramienta experta en Email Marketing, queremos darte desde Mittum:

1.- Escribe un asunto que sea relevante

El paso número 1 para que un usuario decida abrir un email es, básicamente, que la línea de asunto sea atractiva para él y capte su interés. Sino, ten por seguro que no lo hará. Recuerda que los usuarios de hoy en día viven a una velocidad estrepitosa, por lo que no tienen tiempo que perder con nada y, seguramente, cuando entren al correo electrónico, dediquen cuestión de microsegundos a ver su bandeja de entrada en lo que a emails promocionales se refiere, y, si no ven algo atractivo, mandarán el email directamente a la papelera, y, por supuesto, más aún si no conocen tu marca. Por lo que te recomendamos que pienses muy estratégicamente las palabras que van a componen tu línea de asunto.

¡Ah! Importante, recuerda también que personalizar la línea de asunto con el nombre del usuario en cuestión puede hacer aumentar las posibilidades de que abra el correo en un 50%.

2.- Personaliza tu mensaje, pero sin pasarte

Como ya decíamos líneas arriba, añadir el nombre del usuario en la línea de asunto del email hace que las posibilidades de apertura se incrementen hasta en un 50%. De esta manera, te recomendamos que personalices, no solo la línea de asunto, sino todo el envío en general, de acuerdo a investigaciones previas que te muestren qué puede necesitar un usuario de tu marca. No obstante, hay una cosa que tenemos que tener clara, y es que el usuario no conoce tu marca, no sabe quién eres, por lo que no deberías abusar de la personalización de tu contenido, o sentirá que estás invadiendo su intimidad, sin ni siquiera él saber quien tú eres.

3.- Trata de que tu introducción y preheader capten la atención

Además de intentar captar la atención del usuario con la línea de asunto, deberías ir un poco más allá: hasta el primer párrafo de introducción de tu mail y el preheader. Ambos elementos son cruciales a la hora de que el usuario decida continuar viendo y leyendo tu contenido o, por el contrario, no encuentre nada interesante y decida darle a ese botoncito tan temido de «Borrar».

Sin duda, si tu correo empieza con una frase del estilo «¡Hola! Mi nombre es Pepito y vengo a decirte que…», no tendrás éxito. Recuerda en todo momento que eres una marca desconocida para el usuario, por lo que la primera vez que entres en contacto con él, debes hacerlo de una manera estratégica y planeada.

4.- Sé claro y directo con tu mensaje: no hagas al usuario perder el tiempo

Algunos estudios dicen que los correos electrónicos que mejores resultados reportan son los que se componen de entre 50 y 125 palabras. En el caso de los cold emailing, no hagas a tu usuario invertir más tiempo en leer tu mensaje del realmente necesario. ¿Puedes contarle lo básico y clave que le interesa en pocas palabras? Entonces no inviertas en romanceo; no hace falta.

Asegúrate de cumplir a la perfección con estos tres aspectos: explicar claramente el objetivo de tu correo, ser claro en lo que reporta de beneficio para quien lo lee y usar palabras cercanas con las que el usuario pueda sentirse identificado.

Suscríbete a nuestra newsletter He leído y acepto la política de privacidad

¡Contacta con nosotros!




He leído y acepto la política de privacidad

¿Qué empresa trata sus datos? MITTUM Marketing Relacional S.L.
¿Por qué tratamos los datos que le pedimos? Tratamos sus datos para poder prestarle nuestros servicios y enviarle información sobre nuestros productos y servicios.
¿Cuál es la legitimación para este tratamiento de sus datos? Estos datos son necesarios para llevar a cabo la prestación de los servicios que haya solicitado a través del Sitio Web.
¿Se van a hacer cesiones o transferencias con sus datos? No, sus datos no serán objeto de cesiones a terceras empresas.
¿Se utilizarán sus datos para hacer perfilados o segmentaciones? MITTUM Marketing Relacional S.L. podrá utilizar técnicas de profiling para poder ofrecerle publicidad acorde con sus intereses.
¿Tiene dudas? Tanto si tiene alguna, o sugerencia, como si quiere darse de baja póngase en contacto con nosotros enviando un email a la siguiente dirección: hola@mvtechs.net