Todos sabemos ya, más que de sobra, que el Email Marketing es una técnica sumamente potencial, que cuenta con la particularidad de adaptarse a cada necesidad y gusto de usuario, convirtiéndose en una de las herramientas más poderosas de venta, y una de las que mayor ROI genera para la empresa. Además, bien ejecutada, ayuda a las marcas a disponer de información (de calidad) de su audiencia, permitiendo -de esta manera- segmentar las campañas de manera eficiente.

No obstante, hay una cosa que hemos de tener clara, y es que, si realizamos o incurrimos en ciertos errores, puede salirnos caro a la hora de analizar el retorno de inversión de nuestras campañas, dado que, a pesar de que la técnica del Email Marketing es altamente efectiva, también es todo lo contrario cuando generamos inquietud y desconfianza en el usuario.

De esta manera, en nuestro artículo de hoy vamos a hablarte de cuáles son aquellos aspectos que deberías tratar de evitar, a toda costa, en tu estrategia de Email Marketing, para evitar lo comentado líneas arriba.

¿Qué errores debemos evitar cometer en Email Marketing?

  • Alta frecuencia de envíos

Para la gran mayoría de los usuarios, se torna como un dato clave a la hora de decidir si darse de baja o no de una newsletter, el número de emails y comunicados que realiza la marca en un periodo corto de tiempo. De esta manera, si cada dos por tres recibimos una newsletter que, en resumidas cuentas, no nos aporta valor excesivo, posiblemente vayamos -poco a poco- desilusionándonos con la marca, porque no nos está aportando nada relevante. Por eso, te recomendamos dos cosas: en primer lugar, que no abuses de envíos diarios ni constantes (y, menos aún) si no tienes nada interesante que contarle a tu usuario), y, segundo, que te esfuerces por que el contenido de tu email sea elaborado y de valor, y que no aparente ser, simplemente, un listado comercial que no tiene absolutamente nada de cariño depositado.

  • Demasiada personalización en los mensajes

Otro de los aspectos que tampoco gustan al usuario es el exceso de personalización en los mensajes. De hecho, un 16% de éstos declara, en un estudio llevado a cabo por el portar Adweek.com, que les asusta leer mensajes que, leyendo entre líneas, demuestren conocerle más de la cuenta.

Y, es que, una cosa es que tu, como marca, te esfuerces (a través de Big Data, IA, estudios, encuestas, etc.) en buscar información personal de tus usuarios, para poder ubicarles mejor y ofrecerles aquello que, en realidad, necesitan; pero, otra muy distinta, es que lo dejes ver de manera obvia. A los usuarios no nos gusta que nadie nos tenga controlados, y mucho menos las marcas. Por tanto, no seas tan evidente en tus mensajes, y camufla y sé discreto con la información personalizada de manera que te ganes la confianza del usuario (al ofrecerle lo que efectivamente necesita), pero sin mostrarle todo lo que sabes de él.

  • Exceso de scroll down para informarse del contenido

El mismo estudio anteriormente mencionado declara, también, que un 20% de los consumidores confiesa ser molestado al tener que hacer demasiado scroll en un correo electrónico para poder acceder al CTA, o leer toda la información o entender qué acción busca que realice.

De esta manera, nuestra recomendación para no incurrir en este error es que no cargues tu newsletter de demasiado texto, siendo breve y directo con tu mensaje, y que, en pocas palabras y a golpe de vista, el usuario entienda qué le estás ofreciendo y qué tiene que hacer si quiere disponer de aquello que le estás ofreciendo. Además, te recomendamos complementar ese texto con imágenes (pero, ¡ojo! Imágenes de poco peso y de gran calidad), que amenicen el contenido del email.

  • Ofertas caducadas o expiradas

El último error al que queremos hacer referencia y al que, de ninguna manera, deberías incurrir es al de comunicar en tu newsletter un contenido cuyo CTA o mensaje clave es una oferta que, si el usuario hace clic en ella, ha expirado. ¿Cuál es el problema? Pues que, por ejemplo, se puede dar el caso de que comuniquemos un oferta que solamente está activa durante 48 horas y, por la razón que sea, el usuario ve tu email a las 72 horas. Si, en ese caso, hace clic en tu CTA y le diriges a tu site, evidentemente, cuando quiera hacer uso de la oferta, no podrá porque ésta ya habrá caducado. Y, en realidad, podemos decir que no es culpa de la marca. Pero, sí que deberías tratar de evitar este tipo de confusiones cuando el usuario accede al email, para ello, indica, por ejemplo, los días a los que corresponde la oferta (más allá de indicar que dura, solo, durante 48 horas).

En conclusión, con estos pequeños tips, estamos seguros que cada vez cometerás menos errores y el ROI de tus campañas de Email Marketing seguirá creciendo cada día más.

Sigue leyendo nuestros artículos, ¡y crece como la espuma!

Suscríbete a nuestra newsletter He leído y acepto la política de privacidad

¡Contacta con nosotros!




He leído y acepto la política de privacidad

¿Qué empresa trata sus datos? MITTUM Marketing Relacional S.L.
¿Por qué tratamos los datos que le pedimos? Tratamos sus datos para poder prestarle nuestros servicios y enviarle información sobre nuestros productos y servicios.
¿Cuál es la legitimación para este tratamiento de sus datos? Estos datos son necesarios para llevar a cabo la prestación de los servicios que haya solicitado a través del Sitio Web.
¿Se van a hacer cesiones o transferencias con sus datos? No, sus datos no serán objeto de cesiones a terceras empresas.
¿Se utilizarán sus datos para hacer perfilados o segmentaciones? MITTUM Marketing Relacional S.L. podrá utilizar técnicas de profiling para poder ofrecerle publicidad acorde con sus intereses.
¿Tiene dudas? Tanto si tiene alguna, o sugerencia, como si quiere darse de baja póngase en contacto con nosotros enviando un email a la siguiente dirección: hola@mvtechs.net