Como ya sabemos más que de sobra, el Email Marketing se mantiene en cabeza como una de las técnicas más efectivas de cara a comunicar, persuadir e informar a los clientes de una marca sobre los beneficios y productos de esta. Entre algunas de sus ventajas destacan el ahorro de tiempo, la facilidad de segmentación, la automatización y el bajo nivel de gasto que genera su empleo. No obstante, independientemente de todas las ventajas que presenta, a la hora de la verdad los resultados que reportan las campañas, por muy buenos que sean, seguramente siempre pueden mejorarse un poquito (que, ojo: como todo en la vida)

En nuestros artículos de este blog siempre buscamos darte consejos de uso y buenas prácticas para que tus resultados de campaña sean siempre los mejores, logrando optimizar al máximo la inversión que, como empresa, estás haciendo en esta técnica.

De esta manera, hoy queremos comentar contigo el Video Email Marketing, y el por qué de que sea un elemento tan enriquecedor en nuestros envíos de correo electrónico.

Razones para incluir los vídeos en tu Email Marketing

Hace no tanto tiempo, la acción de incluir vídeos en las campañas de envío masivo podía resultar todo un problema, dada su complejidad de aplicación. Los servidores generaban multitud de problemas, y no todos los usuarios tenían acceso a estos, por lo que más que presentarse como un añadido extra (positivo) de nuestros envíos, era un incentivo de tasa de rebote y dificultaba las posibilidades de que los usuarios pudieran leer correctamente el contenido del correo.

De alguna manera, podíamos decir que se desperdiciaba el gasto invertido en esta actividad.

Sin embargo, a día de hoy (y gracias a la velocidad de cambio del mundo digital y a las innovaciones de integración) todo esto ha cambiado. En nuestros días, todos los sistemas y dispositivos están preparados para recibir vídeos, ya que se trata de un elemento que funciona de manera correcta sobre todos los públicos, y siendo uno de los más demandados.

Dicho esto, creemos que es necesario que -de cara a las futuras estrategias de Email Marketing que plantees en tu empresa- comiences a incluir (si es que no lo haces ya) la inserción de vídeos en el cuerpo del mensaje.

Y todo ello con las siguientes finalidades:

  • Para aumentar las conversiones

Está más que demostrado que el vídeo es uno de los medios de comunicación más adecuados y que más revolución causan entre los públicos. Se pueden compartir, se pueden comentar, se pueden enviar a otros usuarios a través de diferentes dispositivos, etc.

Por ejemplo, ¿recuerdas cuando, a finales de año, Ruavieja lanzó su spot de «Tenemos que vernos más«? ¿Crees que, si no hubiera sido un vídeo, habría tenido tan buena acogida y su difusión habría sido tan alta como para alcanzar la viralidad que, efectivamente, logró?

  • Para mejorar el engagement con tu público

Sin duda, el vídeo impacta mucho más que el contenido de texto en los usuarios. Se trata de un elemento mucho más emocional y personal. Por ejemplo, volviendo al caso anterior, de Ruavieja, si el contenido de ese vídeo hubiese sido plasmado en texto, posiblemente el impacto sobre el público hubiese sido mucho menor, ya que elementos tan simples (pero tan necesarios) como la locución, la música de fondo o las pausas son los elementos que mayor emocionalidad le pueden otorgar al vídeo. Y, estos, desaparecen en el texto o en las imágenes, perdiendo de alguna manera la emocionalidad y el sentimiento de empatía del que dota el vídeo.

  • Para lograr un mayor alcance

Al contener la posibilidad de ser -mucho más fácilmente- compartido y reenviado, el vídeo logrará aumentar el alcance de tu mensaje y, lógicamente, también el conocimiento de tu marca ante un público que -hasta entonces- podía no conocerte.

Seguramente, eso mismo se puede aplicar a Ruavieja. Ya que, muchos de los usuarios que -a raíz de este vídeo- ahora conocen la bebida, antes (tal vez por su desinterés sobre el mundo de los licores, o por cualquier otra razón) no lo conocían.

  • Para mejorar las métricas

Sin duda alguna, está claro que, para realizar un vídeo, necesitas algo más que un guion de texto. Necesitas dar con la idea creativa más potente, y hacerla real. Sin embargo, una vez hecho eso, es -de alguna manera- coser y cantar, ya que lo más difícil está ya hecho. Cuando incrustes el vídeo en el cuerpo de tu mensaje de envío masivo, es más que posible que, automáticamente, obtengas una mayor tasa de clics, una mayor tasa de apertura, una mayor tasa de interacción y reenvío, una mayor atención por parte del lector, etc. Y, seguramente, un mayor retorno de inversión.

Sin embargo, antes de finalizar con este artículo, también me gustaría aprovechar para darte 4 consejos necesarios a la hora de crear el vídeo que, efectivamente, te lleven a lograr las mejoras arriba plasmadas.

Presta atención:

  1. Sé breve: tu vídeo no deberá durar más de un minuto. E, incluso, si resulta demasiado largo, es mucho más recomendable que lo dividas en píldoras de 20-30 segundos y vayas difundiéndolas en diferentes momentos temporales, antes que lanzar un único vídeo demasiado largo.
  2. Presta atención al comienzo: los 5 primeros segundos de un vídeo son cruciales a la hora de que el usuario decida si continúa (o no) viendo el contenido que queremos mostrar. Por tanto, busca un comienzo que llame la atención, ya sea a través de la música, de la locución, de las imágenes, etc.
  3. Dota al vídeo del contenido que prometes: si un usuario hace clic en un vídeo que está dentro de tu email, y este habla de algo que no tiene nada que ver con el título del vídeo, perderá la confianza en ti. Por eso, sé coherente con el vídeo que incrustas en tu mensaje, y el contenido textual de este.

Y, con todo eso, ya podemos dar por concluido nuestro artículo sobre el Video Email Marketing. Y, ¡recuerda!: las personas memorizan un 10% del contenido que escuchan, un 20% del que leen y un 80% del que ven.

Suscríbete a nuestra newsletter He leído y acepto la política de privacidad

¡Contacta con nosotros!




He leído y acepto la política de privacidad

¿Qué empresa trata sus datos? MITTUM Marketing Relacional S.L.
¿Por qué tratamos los datos que le pedimos? Tratamos sus datos para poder prestarle nuestros servicios y enviarle información sobre nuestros productos y servicios.
¿Cuál es la legitimación para este tratamiento de sus datos? Estos datos son necesarios para llevar a cabo la prestación de los servicios que haya solicitado a través del Sitio Web.
¿Se van a hacer cesiones o transferencias con sus datos? No, sus datos no serán objeto de cesiones a terceras empresas.
¿Se utilizarán sus datos para hacer perfilados o segmentaciones? MITTUM Marketing Relacional S.L. podrá utilizar técnicas de profiling para poder ofrecerle publicidad acorde con sus intereses.
¿Tiene dudas? Tanto si tiene alguna, o sugerencia, como si quiere darse de baja póngase en contacto con nosotros enviando un email a la siguiente dirección: hola@mvtechs.net