Aunque nos empeñemos en negarlo, es cierto que la técnica del Email Marketing sigue siendo uno de los canales más óptimos para comunicarnos con los clientes, incluso por encima de técnicas tan en auge y tan «modernas» como las redes sociales o el Marketing de Afiliación, entre otros.

¿Que por qué? Fácil: porque se trata de uno de los pocos canales que mezcla la economicidad que tanto reclaman las altas direcciones de las empresas con la eficiencia de poder dirigirse a un grupo de audiencia masivo a través de mensajes personalizados. Parece imposible, ¿verdad? Pero, así es.

Lo primero: una buena base de datos para tu email

Pero, ¿qué es lo primero que necesitamos para poner en activo esta poderosa técnica? Efectivamente, como estás bien estás pensando, necesitamos encontrar a esas personas a las que vamos a escribir. Y, por supuesto, ese grupo seleccionado debe ser parte de nuestro público objetivo o target, identificándose con aquellos con los que nuestra marca va a querer fácilmente iniciar una conversación. Esta tarea es ardua; no es fácil y te costará, sobre todo si partes de cero, pero es necesaria. Sin ella, el Email Marketing no tiene sentido. Por tanto, lo primero que deberás hacer si decides poner en marcha esta técnica de comunicación dentro de tu empresa será ampliar o empezar a construir tu base de datos de clientes de manera orgánica: puedes apostar por el boca a boca, por tus canales de redes sociales, por incentivos o promociones, etc… Pero deberás lograr una base de datos de clientes de calidad, que pueden ir construyendo, junto a tu marca, poco a poco una gran comunidad.

¡Ah! También es importante que recuerdes que, no hace tanto tiempo, entró en vigor la nueva LOPD, por la que -esta vez más que nunca- es necesario que el proceso que emplees para sumar usuarios a tu base de datos sea totalmente transparente y con documentación de por medio que pruebe que el usuario ha aceptado, desde el principio, recibir comunicados, promociones o newsletter de tu marca. En este artículo te contamos más sobre ello, para que no se te escape ni el más mínimo detalle.

Una vez hecho esto, es hora de empezar a comunicarnos con nuestra base de datos, y, para ello, cuentas con diferentes diseños a los que puedes echar mano, dependiendo del objetivo que persigas en cada momento.

Coge papel y lápiz, porque ¡allá vamos!

Lo segundo: un buen diseño de email

Diseños de Email enfocados a responsive

Hablar de trabajar un diseño para que cuente con un correcto responsive, en realidad, debería ser algo que ya no estuviera en boca de nadie. ¿Por qué? Porque se trata de algo tan necesario que debería estar integrado de manera innata en la mente de cualquier diseñador gráfico o experto en Email Marketing. Pero, en realidad, no es así. Aún hoy en día sucede que en ocasiones se deben reenfocar o modificar diseños porque no cuentan con un correcto diseño responsive, y que, por ende, no se ven ni funcionan de manera adecuada a través de dispositivos mobile.

De esta manera, te recomendamos que si empiezas a implementar el Email Marketing de manera reciente en tu empresa, trates de que en todo momento tus diseños sean responsive, adaptándose adecuadamente sobre todo al formato mobile, ya que -recuerda- más de un 55% de los correos electrónicos enviados en Email Marketing son abiertos a través de dispositivos móviles, según declaran numerosos estudios.

Diseños de Email enfocados a la psicología racional

Cuando nos dirigimos al lector, entre otras cosas, debemos tratar de ponernos en su mente, desde en cuestiones sumamente básicas, a otras más profundas. Para ello, deberás recordar siempre los siguientes puntos:

  • La tendencia del usuario en cuanto a lectura es comenzar con su vista desde la esquina superior izquierda, y seguir hacia la derecha, bajando. Esto lo comentamos porque, aunque no comiences tu newsletter o email con texto, la tendencia del usuario en cuanto a lectura visual o gráfica es la misma, por lo que deberás contemplarlo con orden lógico en tu mensaje.
  • Deberás, además, tener en cuenta que los usuarios, muchas veces, jugamos a echar un vistazo rápido a los correos electrónicos, buscando -en cuestión de un microsegundo- entender qué quiere de nosotros dicho mensaje. Por tanto, es necesario que tu mensaje cuente con un solo CTA, colocado en un lugar visible y que resuma de manera rotunda lo que quieres, es decir, si quieres que realice una compra, que reserve un servicio, que descargue un ebook, etc, etc. Pero que sea claro, directo y visible.

Diseños de Email enfocados a la experiencia de usuario

Cuando hablamos de enviar, crear o poner en marcha mensajes propios de Email Marketing atendiendo a una correcta experiencia de usuario, a lo que nos estamos refiriendo es a:

  • Segmentar adecuadamente. Es decir, si tu empresa acaba de lanzar una nueva línea de cosmética femenina, ¿no crees que deberás segmentar la notificación de la misma a un mensaje dirigido únicamente a mujeres? Pequeños detalles que marcan la diferencia.
  • Personalizar tu mensaje: recuerda que, de media y contando con el ámbito laboral, un usuario es capaz de recibir una media de 120 mensajes al día en su bandeja de entrada, y evidentemente no va a leerlos todos -al menos de manera detallada-. He ahí la explicación a lo que antes mencionábamos como un «vistazo rápido de un microsegundo de duración». Es decir, el usuario va a revisar tan rápido su bandeja de entrada, que descartará rápidamente aquello que crea que no le interesa. Por ello, deberás aprovechar tu único disparo para captar su atención y no pasar desapercibido. Personaliza tu contenido e impacta en tu asunto.

Diseños de Email enfocados a la correcta entregabilidad

Como deberías saber, la entregabilidad de un mensaje está directamente relacionado con la cantidad de texto e imágenes que contenga el mismo, dado que, cuanto mayor sea el texto, más tiempo necesitará el mensaje para ser cargado en su totalidad, y lo mismo sucede con el peso y tamaño de las imágenes o vídeos incrustados o embebidos en el mismo.

De esta manera, es sumamente necesario que encuentres el equilibrio correcto entre imágenes, vídeos y textos dentro de tus correos electrónicos masivos. Solo así lograrás asegurar que el mensaje llegue a tus usuarios exactamente como tú esperas que sea (en cuestiones visuales), y además -y posiblemente más importante- te asegurarás que el usuario no vaya a descartar directamente tu mensaje (mandándolo a la bandeja de entrada) solamente por el motivo de que no observe ni vea el mensaje de manera adecuada. ¡Ah! Pero claro: podrá enviarlo a la bandeja de SPAM, pero seguramente estés descartando la razón de que lo haga por cuestiones propias y derivadas de usabilidad.

Suscríbete a nuestra newsletter He leído y acepto la política de privacidad

¡Contacta con nosotros!




He leído y acepto la política de privacidad

¿Qué empresa trata sus datos? MITTUM Marketing Relacional S.L.
¿Por qué tratamos los datos que le pedimos? Tratamos sus datos para poder prestarle nuestros servicios y enviarle información sobre nuestros productos y servicios.
¿Cuál es la legitimación para este tratamiento de sus datos? Estos datos son necesarios para llevar a cabo la prestación de los servicios que haya solicitado a través del Sitio Web.
¿Se van a hacer cesiones o transferencias con sus datos? No, sus datos no serán objeto de cesiones a terceras empresas.
¿Se utilizarán sus datos para hacer perfilados o segmentaciones? MITTUM Marketing Relacional S.L. podrá utilizar técnicas de profiling para poder ofrecerle publicidad acorde con sus intereses.
¿Tiene dudas? Tanto si tiene alguna, o sugerencia, como si quiere darse de baja póngase en contacto con nosotros enviando un email a la siguiente dirección: hola@mvtechs.net